En cualquier escenario Rusia ya perdió geopolíticamente


Comparte este artículo en tu red social favorita:

Lo que nunca quiso Rusia ahora se esta dando, o es inminente que se dé.

Hay dos hechos que Rusia ha tratado de evitar para que sus planes de expansión y dominación política en la región se consoliden. Primero, que haya una presencia significativa de Estados Unidos en su frontera, y segundo, que más países, sobre todo, los que están cerca de Rusia, se unan a la OTAN.

Con la invasión injustificada de Rusia a Ucrania, se ha motivado a que, por un lado, los Ucranianos, como no se ha visto antes, reciban el apoyo y la presencia de Estados Unidos en su territorio con gran beneplácito. Si hasta ahora hubo un rechazo a la influencia norteamericana en Ucrania, con la sangrienta guerra iniciada por Putin, ese rechazo ha disminuido considerablemente.

A partir de ahora los ucranianos saben que es mejor estar a lado de Estados Unidos que de Rusia. Y con seguridad se está trabajando en puestos de defensa sólidos al interior de Ucrania con el apoyo de Estados Unidos y de la OTAN para disuadir a Rusia de futuras invasiones.

Es indudable que la presencia de Estados Unidos en la región será mayor.

Por otro lado, Finlandia y Suecia han avanzado considerablemente en su decisión de unirse a la OTAN. Y a pesar de las amenazas de Putin de reforzar sus fronteras con la implementación de activos bélicos nucleares, los miembros de la OTAN están deseosos de iniciar el proceso de anexión de estas dos importantes naciones.

Sin duda, las amenazas de Putin no impedirán la consolidación y la ampliación de la OTAN. Así, Rusia estará cercada y con menos capacidad de acción para desestabilizar la región.

En conclusión, el accionar demencial de Putin, los crímenes de guerra que está cometiendo y el genocidio en contra del pueblo ucraniano, le han dado a Occidente una razón válida y legítima para incrementar su presencia militar en las fronteras con Rusia.

Sólo cuando haya un equilibrio de poderes real entre Rusia y los países vecinos, Putin y su círculo de poder, serán disuadidos de sus intentos expansionistas y dominadores.

Cualquiera que sea el escenario futuro Rusia ya perdió geopolíticamente.

Comparte este artículo en tu red social favorita: