La demagogia progresista frenó el desarrollo tecnológico en Europa


Comparte este artículo en tu red social favorita:

Los movimientos progresista en Europa, representados por autoridades que tienen poder de decisión política en algunos estamentos de los países europeos, han frenado el desarrollo tecnológico del continente, toda vez que, amparados en discursos y leyes ambientalistas y proteccionistas, han frustrado proyectos relacionados con la explotación de hidrocarburos, implementación de plantas nucleares con fines energéticos, producción de tecnología informática, exploración espacial, entre otros.

También te puede interesar:

La Unión Europea estuvo ociosa

Por décadas, y bajo el parangón de que otros países, fuera de Europa, hagan el trabajo sucio o pesado, vienen importando tecnología extranjera que, en no pocos casos, ha ralentizado su desarrollo tecnológico. Por ejemplo, su dependencia energética de Rusia o los chips que llegan de China, son dos contextos que deberían ponerse en la balanza cuando se evalué cuáles serán los siguientes pasos que deben dar los países de Europa para volver a ocupar su lugar en el desarrollo tecnológico del mundo.

Es hora de cuestionar y analizar a la ideología progresista, y evaluar como ésta, laxa el ímpetu por el desarrollo.

Autor

David Lozano
En estos artículos mi intención es dar a conocer mi opinión sobre temas de interés actual. Pienso que es importante desarrollar una reflexión crítica sobre lo que ocurre en el mundo.
Comparte este artículo en tu red social favorita:
,