La Unión Europea celebra el triunfo de Macron


Comparte este artículo en tu red social favorita:

El peligro para los intereses de la Unión Europea en el caso de que hubiera salido Marine Le Pen se desvanecieron luego de que se enterarán que Macron había ganado las elecciones presidencial en Francia.

Se sabe, desde hace mucho tiempo, que Le Pen tiene serios cuestionamientos con respecto a la posición de Francia en la Unión Europea y con el Euro. Y también se sabe de su acercamiento a Putin y su dependencia de Rusia por la deuda que su partido político sostiene con un banco ruso.

Para conseguir el apoyo y los favores del Kremlin, Le Pen habría hecho algunos ofrecimientos a Putin en caso de que llegue a ser presidenta de Francia. Primero, salir de la OTAN; segundo, cuestionar las sanciones económicas a Rusia; y tercero, alejarse de la Unión Europea y promover una posible alianza armamentista y energética con el país de Putin.

Esta noche la Unión Europea puede dormir tranquila.

Estos aspectos del mensaje político de Le Pen causaron preocupación en la Unión Europea, tornando las elecciones presidenciales de Francia en un acontecimiento de vital importancia para su fortalecimiento.

En una conferencia de prensa de Le Pen previa a las elecciones una activista fue sacada a rastras por blandir una foto de la candidata con Putin.

Tras conocerse los resultados no se hicieron esperar los comentarios de alivio y de alegría de algunos líderes y políticos europeos. Por ejemplo:

Charles Michel presidente del Consejo Europeo dijo:

“Enhorabuena, querido Emmanuel Macron. En estos tiempos difíciles, necesitamos una Europa fuerte y una Francia plenamente comprometida con una Unión Europea más soberana y estratégica.”

Ursula von der Leyen presidenta de la Comisión dijo:

“Me alegro de poder continuar nuestra excelente cooperación. Juntos, haremos avanzar a Francia y Europa.”

También puedes leer:

Elecciones francesas: cinco conclusiones de la reelección de Macron como presidente

Incluso Pedro Sánchez, António Costa y Olaf Scholz, previamente a las elecciones presidenciales en Francia, se manifestaron abiertamente en contra de la candidatura de Le Pen haciendo un llamado a los franceses a no votar por ella. Algo inusual, ya que normalmente los presidentes no se inmiscuyen en la vida política de otros países que no son los suyos.

“La segunda vuelta de las elecciones presidenciales francesas no es, para nosotros, una elección como las demás. La decisión a la que se enfrenta el pueblo francés es crucial para Francia y para todos nosotros en Europa”, escribieron. “Una elección entre un candidato democrático, que cree que Francia es más fuerte en una Unión Europea fuerte y autónoma, y una candidata de extrema derecha, que se pone abiertamente del lado de los que atacan nuestra libertad y nuestra democracia, valores fundamentales que vienen directamente de la Ilustración francesa”.

Comparte este artículo en tu red social favorita: