Los progresistas se ensañan contra las matemáticas


Comparte este artículo en tu red social favorita:

En el Estado de California, en Estados Unidos, algunos políticos progresistas, intentaron promulgar una ley que prohíba la enseñanza de las matemáticas a los niños que estudiaban para que no tengan ventajas competitivas frente a los que no estudiaban.

Según estos progresistas las matemáticas promueven, por ejemplo, el racismo, la discriminación social, la explotación desmedida de los recursos naturales, etc. Las matemáticas para quien las domina es un arma de opresión que puede utilizarla en contra de sus pares.

El sentido de la igualdad irracional o justicia social cínica de los progresistas propone que: es mejor que todos sean brutos a que sólo unos cuantos sean inteligentes o es mejor que todos sean pobres a que unos cuantos sean ricos.

Detrás de estas afirmaciones o pretensiones progresistas existe una tendencia hacia el facilismo. Las dificultades aparentes que entrañan el aprendizaje de las matemáticas no han sido asumidas por los progresistas, por eso, es más fácil optar por “aprendizajes lúdicos que con sólo hacerlo una vez, o unas pocas veces, ya te convierten en un experto.”

Estudiar matemáticas lleva tiempo, incluso años, requiere de una gran concentración y una firme determinación para aprenderlas. Por eso, los progresistas se inclinan hacia aprendizajes más amigables que no requieren de mucho esfuerzo.

También puedes leer:

La demagogia progresista frenó el desarrollo tecnológico en Europa

Autor

David Lozano
En estos artículos mi intención es dar a conocer mi opinión sobre temas de interés actual. Pienso que es importante desarrollar una reflexión crítica sobre lo que ocurre en el mundo.
Comparte este artículo en tu red social favorita:
,