Letras de Santiuve - Inventario | BUMBABlog

Letras


Letras de Inventario de Santiuve

Más letras de Santiuve



Las prisas, el trastero, tu campo, tu coche,
al fin tu casa,
los mimos, la magia, el sofá que rompimos,
la ventana abierta, el frío, el por culo que dimos,
tus movidas raras, mis amigos,
sentirnos vivos.
Las veces que cortamos,

la euforia de todos los principios,
el tiempo invertido, el olvido,
la ventaja de estar guay contigo
cuando todo daba asco,
la esperanza puesta en ambos y... ¡Chas! el chasco

Chocolate todas las mañanas,
las porras de la paz,
"las horas muertas", las entradas en tu puerta,
las notas, tus magdalenas, mis poemas.
Lola, Félix, Screech, Lala, Leela, el Chufo y Elena...
y siempre problemas.

La única pizza, las tapas,
los 100 montaditos, las papas bravas,
los pitos a medias, Granada,
las pelis buenas, las malas, las que no vimos,
las caras,
las cosas caras...

¡LA PUTA VIDA ENTERA SOÑADA!
Fajitas, sobras, sopas de sobre, sándwiches y spaghetti,
las obras completas de Lorca y de Benedetti,
unos tacones,

los pendientes de la luna, el Diablo III,
y un jodido aspirador de hojas que nunca probé,
como la cama, las sábanas nuevas,
el polvo que no te di...

Supersubmarina, el Tote,
mi Hyde y tu Jekill,
el concierto mío, la ilusión, ¿tú donde estabas, tía?
Casualidades de la vida.

Solo se que no te vi,
lo demás no es cosa mía,
si eres feliz me corono,
da recuerdos a tu abuela,
dile que me estoy quitando,
que desde que me ducho solo incluso me enjabono,
y no me pego pajas porque no sé ni cómo.

Todas nuestras tonterías, tus diatribas, las mías,
a ti el panadero te la sudaba,
yo casi perdí una amiga,
por ti, por que lo valías ¿lo sabías?,
no siento que gaste saliva,
siento que se te olvida.

Dormí en tu porche,
en tu sótano, en tu salita,
en tu cocina y lo testamos todo,
la bañera y la piscina,
muchas veces por mí te comías los mocos,
pero yo me comía los marrones que te echaban otros,

las noches Jagger con todos,
las noches Lambrusco solos,
o vino del bueno, de la bodega del "malo",
tus regalos porque sí,
mi último recital borracho,
tu camisa azul, tu ropa interior, tus bombachos.

Yo empalmado de verte reír,
literalmente,
tú cansada de mi música y de verme siempre ausente,
yo de calle, tú de casa y viceversa,
Barceló y Licor 43, si no cerveza,
y ya será otra vez.

Tú ganando al Monopoly,
tu hermano al ajedrez,
tú llorando y yo soltando alguna estupidez,
todo nuestro victimismo impropio,
nuestra tozudez...
y quitándote eso a ti, que sepas que eres una chica 10.

...buscándome en el face,
mirando el WhatsApp,
y de nuevo yo mirando al cielo hablando con Mufasa,
¿dónde estás?

¿Dónde esta la vaca, el joker,
las estrellas fugaces, las barbacoas,
estar pendiente a los toques?
Las buenas noches, los te quieros,
-déjame ahí las gafas-,
no fundíamos sin más, nos dábamos la espalda.

El mutuo acuerdo,
el silencio pidiendo auxilio,
el exilio pidiendo el recuentro.
La procesión por dentro.

El concierto de Krahe, el de Extremo
yo otra vez haciendo el memo
para ti, de corazón
y chupando del bote, y tú
y tú pidiéndome canciones, y yo,
haciéndote la mejor, por mis cojones!

Saltar el muro, noches en vela, llegar tarde,
haciendo contorsionismo para no despertarte,
acostumbrándonos al caos de todas nuestras charlas,
como al saludo del intermitente y las largas,

como a fregar los platos,
cortar el césped o discutir por nada,
compartir psicóloga y no dialogar...
volver de clase cada día al hogar, al tuyo,
cuando era de los dos y nos ahogaba.

Me has salvado la vida como a tus macetas,
aunque no lo sepas,
perdona si el tema se te hace largo,
si te ríes al espejo, solo por eso, te juro
que todo este tiempo habrá servido de algo.

Y todos los pretextos se caen,
pero es cierto que
los polos opuestos se atraen,
pero son opuestos.

Abriéndome paso entre mi conciencia y tus besos,
secando tus lágrimas con mis dedos.
Las palabras se las lleva el viento,
pero las palabras son mi mundo,
¿cómo te explico eso?
Abriéndonos paso entre los cigarros y el tedio,
secando el barro que fuimos con el incendio.

-He tenido el peor aniversario de la historia.
-Lo pongo en duda, cuéntale el nuestro.
-Oh, pues, yo le compré un reloj de quinientos dólares y él me escribió una canción de rap.

La calma, los mensajes,
la botella sin abrir,
mi campo, tu casa, tres meses después y la cama por fin,
la sandwichera rota, tu cuerpo de vuelta a mi,
otra ducha sin jabón.

A putas vísperas de abril
Heineken y canciones,
fresas con mascarpone,
tú casi diciendo que si no estoy no comes,
la vida en frente,
viendo el mapa claro, semi inconscientes,
después del coito:
el amor diferente.

¡TODO A LA MIERDA!
Por tonterías exiguas,
la pasión ambigua que nos licua,
residual, asidua...
la lluvia en el momento exacto, el pacto,
la próxima vez el gusto será mío,
y la angustia tuya.

Escribiendo los versos más tristes,
tirándome a todas las tías que me prohibiste
...con esta barba de hípster,
riéndome de todas las cosas,
haciendo el chiste.

Volviendo a la eterna huida,
a echarle sal a mi herida, querida,
acercándome un poquito más a la esquiva llama
que solo la música aviva,
apretando la brida, y lo sé
estoy más guapo con la boca cosida,

así que Dios bendiga a tu familia,
si alguna vez te quise mal
que al salir por la puerta me caiga un piano,
mi barriga es un museo de mariposas disecadas
que una vez fueron magníficos gusanos;

Gusanos arrastrándose para hacerte feliz, Anita.
¡Maldito nombre! todas mis canciones parecen la misma.
Y los raperos "de verdad" mirando raro...
Que les jodan
Haré lo que me de la gana. Siempre lo hago

Otro tema largo, mi histeria pública,
mi Do de pecho afónico,
mis ganas de gritar que no he acabado;
si alguna vez existí dame cova,
en tu almohada al menos,
Ahora Nunca Ahora

Las siglas de mi esquizofrenia,
mis ganas de echar leña,
la niña pequeña que creció a la fuerza
y de la que eres dueña,
si alguna vez existió dale cova,
haz eso por mi al menos,
Ahora, Nunca, Ahora

-Puede que me equivoque. Lo siento
-No, no, demasiado tarde para disculpas. ¿Entiendes? Me partiste el corazón
¿Sabes la de tías que me tiré para olvidarte?

Todos los pretextos se caen, pero es cierto
que los polos opuestos se atraen,
pero son opuestos.

Abriéndome paso entre tu impaciencia y mis versos,
maldiciendo las cláusulas del proceso.

Las palabras se las lleva el viento,
pero las palabras son mi mundo
¿cómo te explico eso?

Abriéndonos paso entre las puyitas y el sexo...
¿a quién quiero engañar?
está mucho mejor con Sergio.

Ahora que la ola rompe y solo veo la espuma,
después del coma y de las pugnas,
ya sabéis por qué no hice nada en dos años,
y en 2013 la carne fue débil:
me meto en otra y no salgo de una.

Ya no cae el valor ni me creo nada,
el mundo está para inventárselo
y tuve que echarle cara;
siempre al final de la escapada,
si no estoy cara a la pared estoy cara a la espada.

Piden ayuda los Beatles
por la radio, y te vistes,
cuando no estés tú habrá otra chavala ya,
tengo la Cañada y Planes y la casa de mis padres,
si no siempre queda el local. (a-ah)

A mí me es igual que te me arrimes
pero no me times, tu mirada ya la adiviné,
viendo tu cuerpo veo sus crímenes,
si tu amor es mensual suscríbeme,
si es casual que sea sublime.

Fines de semanas sin fines concretos,
ecos de épocas afines al caos,
cogiendo el sueño con trankimazines...
Nadie te ha dicho que opines, hay
lágrimas y semen en el mismo clínex.
[ni en los mejores cines]

Y una interminable senda de adoquines
amarillos para ver al Mago de Oz,
para que una vez allí nos diga
que todo lo que pedimos
ya viajaba con nosotros
¡TÓCATELOS!

He aprendido muchas cosas,
no sé bien a qué se deben.
Se que digo lo que quiero,
ellas entienden lo que quieren.
Y le llevo al maestro los deberes,
-¡Eureka, Pepito! he perdido la cuenta de las mujeres,
y... ¿ahora qué?-

Me mola una que no me da feedback,
Como siempre: está flipá... me flipa.
Lo que yo te diga.
Le gusta engañarse, voltear el prisma.

Cuando me dice -no te enamores-
se habla a sí misma.

¿y yo quién soy?
¿a quién voy a enseñarle el truco?
si tengo 24 y no sé dónde coño escupo,
ya no soy ese chaval que fui,
si publicara mi historial,
fliparían mis compañeros de dos institutos.

Algunos de ellos y yo crecimos juntos,
y aún a veces les hablamos como si fuéramos los mismos,
Si me hablan de hip hop tengo unos discos;
si me hablan del amor...
-je-
les doy la razón como a los listos.

El tiempo no se para ni en los besos ya,
veo todos al ataque y yo no quiero andar,
estoy cansado.

Después de dos años de relación intensa
he quedado con mi ex, y ¿sabes qué?,
sólo hablamos de mi rabo.
¿Qué ha pasado?

La quiero más que nunca pero en modo sano,
ya no lamo su herida, ha cicatrizado,
Y con ella las que arrastraba conmigo
a todos lados.

Mis colegas me corean:
!Bravo, Santiago!
Es un alivio
ver que todo vuelve a ser como al principio
pero sin cuchillos,

se ha completado el ciclo.
Y ya me pueden decir misa que siempre es lo mismo:
miedo a la soledad, miedo al compromiso.

Ya me callo,
que llego tarde y tengo que ensayar,
y hacer un par de cosas más,
pegarle fuego al "Crónicas..."

Tengo una pregunta intemporal,
que es para todas ya.
Eh, cuento las horas...
¿Me echas de menos ya?
Santiuve Inventario 50754 2257144

Comentarios