Rusia: Una sociedad asustada y engañada y consecuentemente enajenada


Comparte este artículo en tu red social favorita:

Las dictaduras en las últimas décadas han utilizado una serie de mecanismo para mantener bajo control a las poblaciones sobre las cuales ejercen control.

Uno de los principales mecanismos es el terror. La represión, en la mayoría de las veces, cruel y sanguinaria, que elimina cualquier forma de protesta o reacción. Mantener a la población asustada es importante para que el status quo de la dictadura se mantenga. Se sabe que Putin y su entorno de políticos han ejercido una férrea opresión injusta y despiadada contra sus opositores.

Otro mecanismo es la desinformación a través de una propaganda estatal desmedida y cínica. Generalmente el dictador, hábil y engañosamente, personifica o identifica el mal o al enemigo de forma clara y objetiva. En el caso de Rusia, su enemigo o el mal están representados por Estados Unidos y Occidente. El dictador, en este caso, Putin, ha hecho creer a los rusos que el mal o el enemigo los asedia, y que es necesario su liderazgo para protegerlos. Incluso utiliza la religión para afirmar su posición proteccionista y dominante. Kirill, el líder de la Iglesia Ortodoxa Rusa, ha avalado la guerra contra Ucrania bajo la impronta de que el anticristo se cierne en Occidente.

También puedes leer:

Una vez más la fe cristiana es excusa para justificar un genocidio

La represión y la desinformación cuando se aplica durante mucho tiempo sobre una determinada población empieza a enajenarla. Hace que la población empiece a perder la razón o el sentido de realidad. Sólo así se explica porque una parte de la población rusa está a favor de Putin y del genocidio que está cometiendo en Ucrania.

Por increíble o irracional que parezca muchos rusos se han creído la falsa historia de que tienen un enemigo que quiere exterminarlos, que quiere desaparecer su cultura, y ese enemigo no es otro que el conjunto formado por Estados Unidos, la OTAN y Occidente.

No habrá mayor daño que se le pude hacer a una sociedad que asustarla, desinformarla, y consecuentemente, enajenarla.

También puedes leer:

La propaganda rusa y el error de cálculo de Putin en su invasión a Ucrania

Autor

David Lozano
En estos artículos mi intención es dar a conocer mi opinión sobre temas de interés actual. Pienso que es importante desarrollar una reflexión crítica sobre lo que ocurre en el mundo.
Comparte este artículo en tu red social favorita:
,