Rusia y su atraso tecnológico en su invasión a Ucrania


Comparte este artículo en tu red social favorita:

Putin pensó, o por lo menos así le hicieron creer sus asesores, que la invasión injustificada a Ucrania duraría unos pocos días, sin embargo, después de más de dos meses de guerra, los analistas y expertos en operaciones militares auguran una guerra de guerrillas que podría extenderse meses o años quizá.

Llegar a la capital de Ucrania fue imposible para el ejército ruso, la defensa de Kiev por parte de los ucranianos fue ejemplar y valerosa, y demostró las deficiencias logísticas y el atraso tecnológico del armamento bélico ruso.

Su fuerza aérea que se supone es una de las más poderosas del mundo demostró no estar lo suficientemente acondicionada e implementada como para realizar ataques de precisión sin sufrir daños sustanciales que les obligaran a retirarlas del conflicto. Muchos de sus aviones y helicópteros fueron derribados, más de cien, acumulando cuantiosas pérdidas difíciles, sino imposibles, de reponer.

Su fuerza terrestre en las primeras semanas del conflicto dejó a su paso un cementerio de tanques y camiones pesados que evidenciaron falta de estrategia y experiencia, y hablando técnicamente, falta de acondicionamiento y mantenimiento para un terreno bélico. Se habla de bajas en su poderío terrestre que superan el millar.

Su fuerza naval sufrió el hundimiento de su buque insignia. Y posiblemente otros dos más sufrieron la misma suerte.

Los rusos pensaron que en su invasión a Ucrania no encontrarían resistencia significativa que les frustraría su planes de tomar el control del país en pocos días. Nada estuvo más lejos de la verdad. Los ucranianos, armados por Estados Unidos y la OTAN, pusieron a prueba la tecnología militar rusa y demostraron que los invasores tenían muchas deficiencias logísticas y un atraso tecnológico determinante que derrumbaría todas sus pretensiones de hacerse con el control del país asediado.

También puedes leer:

La propaganda rusa y el error de cálculo de Putin en su invasión a Ucrania

Comparte este artículo en tu red social favorita:
,