Tribunal ruso disuelve la principal organización de derechos LGBTQ del país


Comparte este artículo en tu red social favorita:

El gobierno afirmó que la Red LGBT rusa con sede en San Petersburgo “realizó actividades políticas” ilegalmente bajo la apariencia de una organización benéfica.

Un tribunal ruso cerró la organización de derechos LGBTQ más grande del país después de un intento fallido del gobierno de liquidar la Red LGBT rusa y su organización matriz, la Fundación Charitable Sphere, en febrero.

Un tribunal de San Petersburgo emitió la decisión el jueves en apoyo del Ministerio de Justicia de Rusia. Un representante del ministerio afirmó que la Charitable Sphere Foundation ilegalmente “realizó actividades políticas utilizando propiedad extranjera” bajo la apariencia de una organización benéfica y dijo que sus actividades tienen como objetivo cambiar la legislación, incluida la Constitución rusa. En su demanda, el gobierno ruso también acusó al grupo de difundir “puntos de vista LGBT” y participar en actividades que van en contra de los “valores tradicionales”.

El fundador de la fundación, Igor Kochetkov, exdirector de la Red LGBT de Rusia, criticó la decisión del tribunal y la afirmación del gobierno de que la organización benéfica no cumplía con los “valores familiares tradicionales básicos establecidos en la Constitución”.

“Debe quedar claro que el ministerio y el tribunal tomaron esta decisión no sobre una base legal, sino ideológica”, escribió en las redes sociales , según una traducción automática de Facebook. “Ninguna ley rusa prohíbe la actividad de organizaciones que ‘no correspondan’ a ningún valor. Simplemente no existe tal base en la ley para la liquidación de la ONG. En este sentido, la decisión de la corte es icónica: la ideología estatal obligatoria ha regresado. Ahora es oficial”.

Dilya Gafurova, vocera de la fundación, dijo que a pesar de la decisión del juez, el grupo no retrocede.

“Planeamos apelar el fallo del juez, ya que consideramos que este caso es clave para el movimiento LGBT+ en la historia de la Rusia moderna”, dijo Gafurova en un correo electrónico. “La ideología no debe prevalecer sobre la ley, y el gobierno ruso debe reconocer a las personas LGBT+ como un grupo social, como sus propios ciudadanos que existen y cuyos derechos necesitan y pueden protegerse”.

Comparte este artículo en tu red social favorita: